¿Vale la pena planificar una carrera en soldadura?

Independientemente de cómo se haya elegido la soldadura como profesión de por vida, no se debe descartar la planificación como el ingrediente más importante para construir el propio progreso.
¿Por qué debería uno planificar una carrera en soldadura? Porque planificar con antelación es la única forma de obtener resultados sobresalientes. Esencialmente, puede ser cierto para cualquier carrera. Pero en la soldadura, por algunas razones, puede ser incluso más cierto.

Un joven puede haber oído hablar de la soldadura completamente por casualidad o después de haber realizado alguna búsqueda con agencias de orientación laboral. Pero es raro y casi imposible que todas las vacantes disponibles para personas calificadas sean evidentes para quienes recién comienzan a investigar el asunto.

Después de haberse matriculado en un curso profesional se puede llegar a una etapa elemental de desempeño y encontrar un trabajo, que en un momento determinado de la vida puede ser la preocupación más importante a poner fin.

Pero luego, dependiendo de la persona y del trabajo, uno podría caer en la trampa de pensar que la posición alcanzada es en general satisfactoria. Incluso se podría planear quedarse allí hasta la jubilación. ¿Por qué molestarse en mejorar?

Hay serias razones a tener en cuenta. Una es la seguridad laboral: siempre que la habilidad de uno sea mínima, puede ser bastante fácil encontrar un reemplazo con el menor pretexto.
como la introducción de la soldadura robotizada o automática o la subcontratación en el exterior de algunas operaciones que pueden hacer superfluo un trabajo.

Otra razón es que la adquisición de conocimientos y habilidades mejorados permite asumir mayores responsabilidades que, por lo general, conllevan una mejor remuneración.

Hay que saber que la soldadura se articula en una gran cantidad de procesos diferentes, cada uno con sus propios métodos y consejos del oficio, según los materiales y el tipo de construcción y que hay una mejora y progreso constante.

Es cierto que muchas operaciones se realizan ahora exactamente como lo hacían hace treinta o sesenta años. Por otro lado, se han introducido nuevas y diferentes formas durante este tiempo para realizar mejores soldaduras de manera más económica.

Aprender y conocer tantos procesos como uno pueda dominar es el primer paso. Entonces, uno debería poder demostrar su capacidad práctica tomando pruebas y obteniendo certificaciones. Estos son documentos que atestiguan las calificaciones de una persona para realizar satisfactoriamente ciertas operaciones de soldadura. Sin las certificaciones adecuadas, puede ser imposible conseguir incluso entrevistas de trabajo.

Puede ser difícil saber de antemano cuál de las muchas certificaciones que se ofrecen podría proporcionar las mejores recompensas en términos de ascenso laboral y salario en un momento determinado y en un lugar determinado.

Sin embargo, no hay duda de que la persona que recopila el número máximo de esos documentos demuestra un nivel superior de preparación, como el que se puede solicitar para puestos de supervisión importantes.

Un buen soldador con algunos años de experiencia práctica puede convertirse, con un poco de formación adicional, en un buen inspector o un buen instructor. Estas capacidades pueden proporcionar trabajos menos agotadores, más fáciles y mejor remunerados.

Hay que ser consciente de que una profesión que probablemente será cada vez más solicitada en un futuro próximo puede ser la de técnico en robots de soldadura. Este tipo de trabajo necesitará un conjunto completamente nuevo de experiencia que generalmente no se asocia con las habilidades de los soldadores.

En conclusión, el mejor consejo que se le podría dar a un joven candidato a soldador es leer, estudiar y aprender tanto como sea posible. La carrera debe planificarse con miras a adquirir, en un período de tiempo dado, un conjunto de certificaciones que puedan apelar a las preferencias individuales, para construir la experiencia necesaria para una ocupación de soldadura gratificante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *