Rebar Vs Steel de GFRP: cuál elegir

Muchas de las bondades y recursos de la tierra, como el hierro, el níquel y otros metales, se utilizan para crear aleaciones. El hierro se alea con carbono para formar acero al carbono y hay varias formas diferentes de derivar el acero de aleación. Estas modificaciones debido a la adición de varios elementos de aleación mejoran las características de la aleación. También otorga atributos y características intencionales a la aleación que no están presentes solo en el elemento. Las varillas de acero están fácilmente disponibles y son un material resistente y duradero que se utiliza, popularmente, en proyectos de construcción en todo el mundo. Pero, ¿qué pasaría si otro material también estuviera disponible que sea 3 veces más fuerte, tenga una vida útil 5 veces mayor que el acero y sea rentable, confiable y francamente sensible? ¡La noción popular de que el acero es el único material confiable por su resistencia y robustez es parte de la historia ahora!

GFRP Rebar ha existido por un tiempo, pero debido a varias razones, eso realmente no tiene nada que ver con sus características y cualidades, no ha visto la tremenda participación de mercado de crecimiento como debería. Varios factores contribuyen a esta situación, incluidas razones comerciales y entidades comerciales opuestas que atienden sus propios intereses. Además, a pesar de las recomendaciones a gran escala y la certificación de las instituciones de ingeniería civil del acero como confiable y eclipsando gran parte de la tendencia creciente de usar un material compuesto en su infraestructura y construcción, este material liviano y resistente llegó para quedarse. Con establecimientos y entidades que producen sus propias pautas para el uso de GFRP, esta revolución en la ingeniería civil está haciendo ciento veinte en la autopista de la información y avanzando rápidamente.

Acero tradicional

Los beneficios de las barras de refuerzo de PRFV superan a los del acero en muchos aspectos. Comenzando con el acero, es seguro concluir que algunas, aunque no todas, las necesidades de rehabilitación aumentan alrededor de diez años después de su finalización, pero otras necesitan una rehabilitación importante en tan solo veinte años. Además, debido a la corrosión y los efectos del clima, el acero pierde estabilidad y se deteriora. Y, si Dios no lo quiera, la humedad se filtra en el hormigón, las necesidades de rehabilitación se aceleran. Otra desventaja del acero es su enorme peso. Es un trabajo pesado y engorroso levantar y transportar barras de acero. Imagine la carga de trabajo de un trabajador promedio y la cantidad de esfuerzo necesario para instalar acero. Su robusta fuerza viene acompañada de un gran peso. La entrega de un proyecto puede retrasarse debido a problemas de finalización y muchos ocurren durante las fases de instalación. Los costos de envío y movilización son altos y se necesita más mano de obra para poder completar según el cronograma.

Barra de refuerzo GFRP

En comparación con el acero, la barra de refuerzo de polímero reforzado con fibra de vidrio tiene una vida útil de más de cien años, por lo que no se requieren trabajos de rehabilitación pronto. No erosiona ni corroe. Totalmente resistente a las condiciones climáticas e incluso soporta con gracia los ataques de la humedad, lo que lo hace no susceptible al agua y los productos químicos. Es liviano y es 1/3 veces más liviano en comparación con el acero. Fácil de cargar y muy resistente a los daños durante el transporte. Su uso también aumenta las posibilidades de completar un proyecto mucho antes de tiempo, ya que se maneja e instala fácilmente. Al optar por las barras de refuerzo GFRP, los costos se reducen con menos mano de obra y gastos de envío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *