Los beneficios de cambiar a energía solar

A medida que nuestras vidas se vuelven cada vez más dependientes de la electricidad para mantener nuestras necesidades, parece que deberíamos hacernos cargo de cómo la obtenemos de forma renovable y rentable. Mientras que otras formas de “energía verde” solo son prácticas a nivel comercial, los paneles solares se pueden instalar fácilmente para los consumidores residenciales. La luz solar es un recurso natural de energía limpia que en general es abundante, por lo que hay pocas razones para no aprovecharla. Simplemente cambiando a paneles solares para el 25 por ciento de su electricidad, las emisiones globales promedio de los consumidores se reducirán en más de 1,5 toneladas, lo que ayuda a preservar la energía para las generaciones futuras, al tiempo que ahorra a los hogares miles de dólares a largo plazo.

Si bien puede parecer una inversión costosa la instalación de sistemas de electricidad solar, la vida útil promedio del sistema solar es de más de 25 años, durante los cuales depende menos de una red eléctrica. De hecho, si se instalan de manera óptima en las condiciones correctas, los paneles solares son capaces de generar un exceso de electricidad para vender a las compañías eléctricas.

Cuando se cambian por primera vez a paneles solares, muchos consumidores deciden comprar un sistema de 1-3 kW, que representará entre el 25 y el 40 por ciento de su consumo de energía actual. Si bien eso puede no parecer mucho, la cantidad de electricidad que genera incluso un panel puede generar ahorros anuales en la factura de energía. En unos pocos años, la electricidad solar se ha amortizado completamente y tiene 20 años de costes de energía reducidos para el consumidor.

Una preocupación común con respecto a la energía solar es que las regiones nubladas no recibirán la luz solar adecuada y obligarán al usuario final a usar solo electricidad de la red de la compañía eléctrica. Si bien hay una reducción en la cantidad de electricidad generada durante los días nublados, los paneles instalados de manera óptima aún recolectarán suficiente energía para ser una inversión que valga la pena. Si el sistema solar no puede recolectar suficiente electricidad para alimentar su casa, las casas no se quedarán sin energía. Como precaución, todos los paneles solares podrán almacenar el exceso de electricidad para usar en reserva y también podrán extraer de la red de las compañías eléctricas conectadas para garantizar que un hogar nunca se quede sin electricidad. Otra preocupación común es que los residentes con techos planos no puedan obtener los rayos solares adecuados, pero la mayoría de los paneles solares modernos usan sistemas de montaje inclinado para obtener la máxima energía independientemente de la forma del techo.

Aunque el cambio a la energía renovable parece ser una inversión peligrosa, las técnicas modernas para instalar paneles solares son respetuosas con el medio ambiente y una excelente manera de ahorrar dinero incluso para los usuarios residenciales. Los ahorros a largo plazo de cambiar a paneles solares no solo ayudarán a mantener un ambiente saludable para las generaciones futuras, sino que también beneficiarán financieramente al usuario final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *