Gato hidráulico: un instrumento importante en la industria de la construcción y los talleres

¿Has ido alguna vez a una estación de servicio? Los coches se cargan normalmente en una plataforma que se eleva gradualmente. Esta plataforma utiliza la misma herramienta llamada The Hydraulic Jack. Este dispositivo o un instrumento mecánico se utiliza para levantar objetos pesados ​​manualmente con la necesidad de esfuerzo humano. Los más comunes son los gatos mecánicos. Sin embargo, hay algunos otros, como los gatos de suelo y los de botella, que se utilizan con frecuencia. Todos emplean el mismo fenómeno básico pero difieren en su forma.

Un gato hidráulico utiliza un fluido, que es incompresible y está restringido a un cilindro por un pistón de bomba. Se utiliza aceite, a medida que el émbolo retrocede, guía el aceite fuera de la fuente mediante una válvula de succión en el costado de la cámara de la bomba. Cuando el pistón se desplaza hacia adelante, impulsa el aceite a través de una válvula de retención de descarga hacia la cámara del pistón. La bola de la válvula de succión está dentro de la cámara y se limpia con cada pasada del émbolo. La bola de la válvula de despacho está fuera de la cámara y se abre cuando el aceite entra en el cilindro. Ahora la bola de succión dentro de la cámara está cerrada y la presión del aceite aumenta en la cámara del pistón.

Los gatos se utilizan generalmente para levantar objetos pesados. Pueden usar diferentes métodos, como el gato para automóvil usa el tornillo de avance para levantar el automóvil pesado. Los hilos Acme soportan vehículos pesados. Asimismo, el gato hidráulico también se utiliza para levantar objetos pesados ​​mediante una fuerza manual. Aquí se utiliza el principio de Pascal, que establece que la presión en un recipiente cerrado es la misma en todos los puntos. Una fuerza dividida por el área usando esta ecuación define la presión. El gato hidráulico está construido con dos cilindros, uno grande y otro pequeño. Una aplicación de una fuerza pequeña puede levantar objetos más pesados ​​colocados en el cilindro más grande; ambos cilindros están llenos de aceite.

Los gatos hidráulicos se distribuyen en diferentes tipos con una diferencia de construcción. Hay gatos de piso en los que el pistón horizontal presiona el extremo corto de una manivela de campana, y el brazo largo proporciona el movimiento vertical a una plataforma de elevación, que se mantiene nivelada con un enlace horizontal. Los gatos de suelo suelen incluir ruedas, que permiten compensar la curva adoptada por la plataforma de elevación. Este mecanismo permite un perfil bajo cuando se colapsa, para una operación cómoda debajo del vehículo, al tiempo que proporciona un alargamiento extenso.

En los Bottle Jacks, el pistón está en posición vertical y sostiene directamente una plataforma de apoyo que sostiene el objeto que se iza. Con un pistón de acción simple, la elevación es un poco menos del doble de la altura plegada del gato, lo que lo hace apropiado solo para automóviles con un espacio libre comparativamente alto. Para estructuras de elevación como casas, la interconexión hidráulica de múltiples gatos perpendiculares a través de válvulas permite la distribución nivelada de fuerzas al tiempo que autoriza un estrecho control de la elevación.

El gato hidráulico es un instrumento bastante importante en la industria de la construcción y en los talleres porque reduce mucho el trabajo de los mecánicos y obreros, y tiene vastas aplicaciones en estos campos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *